Inmigrante salvadoreño logra convertirse en ciudadano a pesar del obstáculo de ser analfabeto

La ciudadanía naturalizada es un gran privilegio otorgada a residentes permanentes que cumplen con los requisitos y deben estudiar y aprender sobre la historia y cívica de los Estados Unidos. Este reto es magnificado para el señor Israel Meléndez, un inmigrante de 75 años que es analfabeto y no tiene hogar, pero aun así logró recibir la ciudadanía. 

Según la historia contada por Isaías Alvarado de Univisión, el inmigrante salvadoreño ha pasado más de la mitad de su vida en este país y al fin se puso la meta de obtener la ciudadanía. Para este obstáculo cuenta que “Fue bastante difícil porque no sé leer, no se escribir. Todo se me olvidaba …” 

Aunque Meléndez es analfabeto, logró memorizar las preguntas y respuestas de la ciudadanía, gracias a la ayuda de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes (CHIRLA) que le ayudaron a estudiar y pudo acudir a la cita con más confianza. Y aunque le tomó más de una vez para ser exitoso en el examen sí lo pudo lograr. 

El señor ha pasado por muchos retos en su vida desde ser analfabeto hasta estar pasando por un momento de no tener vivienda. A pesar de todo esto él quiere animar a otros a seguir en sus pasos para la ciudadanía: “Yo les digo: ‘anda, no tengas miedo ¿Qué te pueden hacer?’”

Más Recursos